lunes, 5 de octubre de 2015

Galletas Integrales

¡Hola! Ayer os anticipaba a través de la página de facebook que la próxima receta serían unas galletas, y aquí están...la verdad es que tenía intención de publicarla ayer pero me entró una pereza enoooorme jajajaja; el sábado estuvimos todo el día andando por la montaña aprovechando el día tan bueno que hizo, porque aunque aquí donde vivo, en la provincia de Palencia, los inviernos se hacen largos por el frío, la verdad es que luego compensa con tener todo cerca, la montaña, el mar, ciudades grandes...vamos, que podemos hacer un montón de cosas para todos los gustos; Aprovechamos uno de los últimos fines de semana que dura la "berrea", la época de celo de los ciervos con su característico sonido, uno de los muchos espectáculos que nos ofrece la naturaleza. Además de cargar las pilas yo cargué mis agujetas y ayer me dolía hasta el último hueso del cuerpo, pero como se dice, sarna con gusto no pica!! jjj....y sin mas, os dejo la receta de estas galletas que hago muy a menudo porque además de estar muy buenas, son integrales, probadlas y ya me contaréis...


INGREDIENTES
175 gr. de harina integral
110 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
75 gr. de azúcar moreno
20 gr. de miel ó melaza (miel de caña)
5-10 gr. de semillas de sésamo
1/2 cta. de sal
1/2 cta. de canela
1/2 cta. de bicarbonato

*cta= cucharita de café


Preparación
En un bol ponemos todos los ingredientes excepto la mantequilla y la miel. 
Mezclamos bien ayudándonos con una lengua de silicona ó cuchara de madera.
Añadimos ahora la mantequilla a temperatura ambiente y la miel, integramos todos los ingredientes muy bien, formamos una bola que envolveremos en film transparente y dejaremos reposando un rato en el frigorífico hasta que endurezca.
Pasado este tiempo, precalentamos el horno a 180º.
Sacamos la masa del frigorífico y la ponemos entre dos hojas de papel de hornear, estiramos con ayuda de un rodillo hasta dejarla de medio centímetro de grosor aproximadamente y con el cortador que mas nos guste vamos cortando las galletas.
Volvemos a amasar los restos y cortamos hasta acabar la masa.
Horneamos las galletas entre 12-15 minutos que es lo que me tardaron a mí, pero hay que vigilarlas y en cuanto empiecen a coger color por los bordes las sacamos, porque aunque veamos que están un poco blanditas, al pasarlas a la rejilla donde se enfriarán, las galletas endurecen y quedan crujientes.

Fuente: Gastronomía&Cía

...by Patricia
 
 

1 comentario:

  1. Con estos ingredientes sólo pueden salir unas galletas riquísimas!!!
    No hay nada como un buen paseo en el monte ¿verdad? jejeje
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar