lunes, 15 de diciembre de 2014

Super Cheesecake

Aquí estoy de nuevo!...sí, vuelvo a casa como el turrón, por navidad!! Después de un parón en el que no he dejado de hacer cosas, creo que es un buen momento para seguir con el blog; por muchos motivos, pero el que mas ha pesado, ha sido la cantidad de mensajes que he recibido para animarme a ello!!...me han encantado, sobre todo los de gente que no me conoce de nada y que me anima porque les gusta leerme.
   Cuando antes decía que no he parado, así ha sido...hemos estado con obras en la parte de abajo de casa, adaptando un trozo de cochera para destinarlo a merendero; después amueblamos y pintamos una habitación que teníamos vacía, donde las cortinas, funda nórdica y cojines los ha confeccionado esta servidora; he estado practicamente dos meses sin ordenador, se rompió el disco duro y menos mal que han podido salvarse todas las fotos que tenía almacenadas; y a esto me queda añadirle que se me ha roto la cámara de fotos, esto lo digo ya mas que nada por las fechas en las que estamos y como creo que he sido buena, a lo mejor los Reyes Magos se enrollan un poco jjj...
   Y ahora, al lío!...¿porqué esta Cheesecake ó Tarta de Queso?, primero porque en casa nos chiflan las tartas de queso; pruebo la mayoría de las recetas que caen en mis manos y ésta no solo nos gusta, nos encanta!. Además, en la última entrada que publiqué allá por abril, Queso crema, os comentaba que en la próxima pondría la receta de la tarta en la que lo había empleado...pues aquí esta...espero que os guste tanto como a nosotros, no os asustéis por la cantidad de queso! merece la pena probarla, queda con una textura que no se explicar, cremosa, compacta....hmmmm. Su preparación es muy sencilla y no se necesita ningún robot especial para su elaboración.
  



INGREDIENTES
Para la base
250 gr. de galletas pulverizadas (Digestive, Chiquilín, etc)
100 gr. de mantequilla derretida

Para la crema
150 gr. de azúcar
25 gr. de maicena
700 gr. de queso tipo philadelfia
5 huevos grandes con claras y yemas separadas
2 cucharaditas de extracto de vainilla
150 ml de nata para montar
150 ml de nata fresca*
1/2 cucharadita de sal
1/2 cucharadita de ralladura de limón


Preparación
Para la base
Engrasamos un molde desmoldable de 25 cm y lo preparamos con papel de hornear en la base.
En un bol, mezclamos bien las galletas pulverizadas junto con la mantequilla derretida hasta conseguir una especie de masa.
Poco a poco y ayudándonos con las manos vamos haciendo una base de grosor uniforme en el molde.
Dejamos en la nevera durante 30 minutos.

Para la crema
Precalentamos el horno a 160º
Montamos las claras con la sal a punto de nieve y reservamos.
En el vaso de un robot de cocina, mezclamos la maicena con el azúcar.  Batimos el queso lentamente con la mezcla del azúcar a velocidad baja hasta obtener un mezcla lisa y sin grumos.
Añadimos la nata fresca y la nata liquida y seguimos batiendo. No debe quedar ningún grumo.
Incorporamos las yemas una a una, hasta que estén bien integradas, junto con el extracto de vainilla y la ralladura de limón. Reservar.
Añadimos y mezclamos suavemente con ayuda de una espátula de silicona, las claras montadas a punto de nieve a la mezcla de queso.
Echamos la mezcla de queso y claras en el molde que teníamos en la nevera. No importa que llegue al borde pues esta mezcla no sube.
Horneamos entre 70 y 80 minutos.
Si vemos que durante la cocción se nos dora demasiado la superficie, cubriremos con papel de aluminio.
Pasado el tiempo apagamos el horno, aunque tenga apariencia de estar cruda todavía, no importa. Dejaremos reposar la tarta durante dos horas más dentro del horno apagado. Pasado este tiempo, dejaremos reposar otra hora más a temperatura ambiente.
Enfriamos al menos seis horas en la nevera o hasta el día siguiente.
Decoramos al gusto, con confitura, mermelada ó sin nada!.


*La nata fresca ó creme fraiche, muy utilizado en la cocina anglosajona; puede que sea un poco mas complicado encontrarlo, pero su preparación casera es tan sencilla como mezclar 200 ml (un brick) de nata líquida con 2 cucharadas soperas de zumo de limón recién exprimido; lo mezclamos bien, lo dejamos reposar aprox. 15 minutos y ya lo tenemos listo para utilizar. Hay muchas recetas en las que se utiliza, tanto dulces como saladas.

Fuente: Un libro que me encanta "El Rincón de Bea", no tiene desperdicio!


 ...by Patricia

5 comentarios:

  1. biiiiien! ya era hora de tenerte de vuelta!! besos elena!

    ResponderEliminar
  2. Rebienvenida y por la puerta grande por Navidad, voy a ver tu tarta que pinta bien, me alegra volver a verte por estos mundos.

    ResponderEliminar
  3. Toñi! tu siempre ahí....muchasss graciassss...un besote

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué contenta me acabo de poner viend que has regresado al blog! :o)
    Y con esta maravilla de tarta de queso... Es un pastel que cada vez que veo receta nueva la tengo que prepara si o si. Su aspecto es delicioso y el sabor mejor no lo pienso que después de tantos días de fiesta toca un poco de dieta jejeje
    Te deseo lo mejor para este año recién estrenado, con mucha salud y felicidad.
    Un abrazo muy grande desde parís donde por fin parece que se hayan terminado las obras !!!
    palmira

    ResponderEliminar
  5. Genial que sigas publicando¡¡¡, a mi también me encanta tu blog, tengo dos hijos y muchas veces quito ideas de tu blog, que las tienes muy buenas. y tus tartas fondant, pues que decir una pasada¡¡¡ yo soy mas manazas. besotes¡¡¡¡

    ResponderEliminar