lunes, 18 de marzo de 2013

Biscotti

Parece que a mi cocina ha llegado la invasión galletil!! jjj.....porque últimamente la mayoría de las recetas que horneo, son galletas o pastas. 
Me gustan, porque así las puedo compartir, ya que son recetas con las que sale bastante cantidad y me encanta sorprender a la gente que quiero con un paquete de galletas caseras...además me encanta tener siempre el tarro lleno en la cocina y ver como Jorge y Eloy se las comen como pipas; yo suelo llevarme al trabajo para almorzar, pero en casa a pesar de las tentaciones, soy capaz de comerme una manzana y quedarme tan a gusto....yo soy feliz preparándolas!!


A pesar de llamarse Biscotti, estas galletas no se hornean dos veces, pero tienen un intenso sabor a pistacho y una textura parecida a las pastas de té, que hace que se deshagan en la boca...

INGREDIENTES
(para unas 30 galletas)
225 gr. de mantequilla blanda
140 gr. de azúcar glass
1 cáscara de limón rallada fina
1 yema de huevo ligeramente batida
2 cucharaditas de brandy
280 gr. de harina
85 gr. de pistachos sin sal troceados
sal
azúcar glass para decorar


Preparación
Ponemos en un bol la mantequilla, el azúcar y la casara de limón y mezclamos bien con una cuchara de madera.
Después y sin dejar de batir, vamos añadiendo la yema y el brandy.
Tamizamos la harina, una pizca de sal y los pistachos sobre la mezcla y removemos bien hasta que no queden grumos.
Formamos un rollo alargado, lo aplastamos un poco y después, envuelto en papel film, lo dejamos reposar en la nevera entre 30 y 60 minutos.
Perfectamente se pueden preparar con cualquier robot de cocina que cuente con accesorio para amasar.
Precalentamos el horno a 180º y forramos dos bandenjas con papel de hornear.
Desenvolvemos el rollo y lo cortamos en diagonal en trozos de 5 mm mas o menos, con un cuchillo de sierra afilado.
Las vamos colocando en las bandejas, ligeramente separadas, pues crecen en el horno.
Horneamos durante 12-15 minutos, hasta que queden doradas.
Una vez fuera del horno, las dejamos reposar en las bandejas otros 5 o 10 minutos para que terminen de enfriarse y después las pasamos a una rejilla hasta que estén totalmente frías, que será cuando podamos espolvorear con azúcar glass.

...by Patricia







5 comentarios:

  1. con pistachos tienen que estar deliciosos!! una receta fantastica, bicos

    ResponderEliminar
  2. Que buenasssssssssssss yo también soy muy dada a regalar galletas, es un detalle bonito y se agradece mucho... te han quedado estupendas :)

    ResponderEliminar
  3. Que buena pinta tienen, que gusto da comer una buena galleta casera, sabiendo lo que lleva y como está hecha!
    Besos

    ResponderEliminar
  4. qué bonitas y qué buen color tienen, como las galletas y los bizcochos caseros no hay nada, maravillosas

    ResponderEliminar
  5. Tienen que estar de vicio, nunca he probado pastas con pistachos. Tomaré nota.
    Un besito

    ResponderEliminar