viernes, 30 de noviembre de 2012

Carbón Dulce de Reyes

Que ganas tenía de preparar esta receta!! la descubrí este año, pero después de las fiestas y la copié y guardé como un tesoro para hacerla estas navidades, pero con tiempo, que las prisas no son nada buenas.
Como ya sabemos, se trata de una golosina típica de navidades, de color oscuro y aspecto semejante al carbón. Siguiendo la tradición, se regala el 6 de enero a los niños que no se han portado bien durante el año.
Nunca me imaginé que fuese tan fácil de elaborar! se trata de un preparado a base de agua y azúcar, aunque es imprescindible tener un poco de paciencia y un termómetro de cocina. Este último, ha sido una de mis últimas compras y todavía estaba guardado esperando su turno, aunque he de decir que ha cumplido con creces!! jjj


La receta consta de tres partes; primero preparamos una glasa que después se añade a un almíbar y por último se vierte todo en una caja o molde forrado con papel de hornear.
Vamos a ello...

INGREDIENTES:
Para la glasa (de la cual usaremos solo 70 gr)
1 clara
200 gr de azúcar glass
1/2 cucharadita de zumo de limón
colorante alimentario negro

Para el almíbar
700 gr. de azúcar
230 ml. de agua

Un molde o caja profunda, de aproximadamente 22x22 cm y forrada con papel de hornear.


Preparación
Lo primero que haremos será forrar la caja o molde con papel de hornear, pues se debe volcar aquí la preparación rápidamente.

Glasa
En un bol o como he hecho yo, en un robot con varillas, ponemos la clara de huevo, con el limón y lo montamos añadiendo el azúcar glass poco a poco hasta que tengamos una preparación muy espesa, que al levantar las varillas nos escurra nada. Si necesitamos, ponemos más azúcar glass hasta conseguir esa textura, pero a mi no me ha hecho falta agregar más.
De esta glasa, separamos 70 gr. que es la cantidad que realmente vamos a necesitar en la receta y la teñimos con el colorante alimentario, hasta que quede muy negra.

Almíbar
En una cazuela profunda, ponemos el agua y el azúcar y llevamos a ebullición hasta que alcance 126º, que se puede controlar perfectamente con un termómetro de cocina.
Cuando el almíbar alcance la temperatura señalada (tarda alrededor de 5 minutos desde que llega a ebullición), añadimos la glasa negra y removemos bien. La mezcla empezará a subir formando una espuma, seguimos removiendo, volverá a bajar y en el momento que vaya a subir de nuevo, volcamos rápidamente en la caja o molde que preparamos al principio.
Parecerá que se nos va a desbordar, pero no, se quedará frío enseguida y ya habremos conseguido nuestro bloque de carbón, que cuando enfríe del todo, podremos partir para obtener los famosos trocitos negros....

Fuente: Flagrante Delicia

Notas:
*Es mucho mas fácil de preparar que lo que puede parecer al leer la receta.
*Si no disponemos de termómetro de cocina, podremos tener en cuenta que el almíbar alcanza su "punto de bola blanda" a la temperatura que se indica en esta receta.


                                                   ...by Patricia


9 comentarios:

  1. una receta muy interesante! me gusta, bicos

    ResponderEliminar
  2. Por lo menos curiosa no? gracias Viví y otro besazo para tí...

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! La verdad es que nunca me paré a pensar cómo se haría el carbón dulce y es muy curioso. La anotaré por si alguna vez hay que darle un sustillo a alguien je, je. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Curioso y facilito Pilar!..anímate a prepararlo jjj

      Eliminar
  4. Hola Patricia, me llevo tu receta que se la tengo que preparar a mis diablillos para este año, siempre les compro un saquito pero este año se los hago casero gracias a ti.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verás como les gusta Vicky!...mi hijo como estuvo comiendo el otro día cuando lo hice, me ha dicho que este año ya no quiere mas carbón, que ya se lo ha comido ahora! jjj como saben estos enanos.....hazlo y me cuentas! besos

      Eliminar
  5. Que bien que has puesto esta recetita,no tenía ni idea que se podía hacer y eso que todos los años lo compro para mi hijo el mayor que desde que era pequeño se lo pongo en la noche de reyes,así que este año intentaré hacerlo.Gracias guapa,besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa!! que ilusión me ha hecho que me escribas....por lo que veo tu hijo también es goloso eh?? al mio le encanta el carbón, así que no se toma a mal el significado que realmente tiene jjj aunque solo tiene 5 años, le hace ilusión verlo con sus regalos! un besazo!

      Eliminar
  6. Curiosa e interesante receta. No sabía que era tan fácil hacerlo.
    Con tu permiso, me hago seguidora de tu blog, y te dejo un regalito. Pásate a recogerlo cuando queiras.
    Un saludo
    http://araekitchen.blogspot.com.es/2012/12/premio-blog-original.html

    ResponderEliminar